Catedral de Linares – Chile

Introducción

La Catedral San Ambrosio de Linares, es considerada una de las Iglesias  más bellas arquitectónicamente; en su estilo románico lombardo en todo el Continente Americano, su diseño es similar a la Basílica de San Ambrosio de Milán.

Se llama Catedral, porque en ella está la Cátedra, es decir, el sillón desde donde el Obispo preside las principales ceremonias litúrgicas. La sede del altar es un hermoso Trono de mármol, obra del artista Riccardo Molinare de Roma, obsequiado por el Papa Pío XII.

Historia

La ciudad de Linares fue fundada en 1794, con este acontecimiento, el cura de Yerbas Buenas Pablo de la Barra, decidió trasladar la sede de su parroquia a la naciente ciudad. Fue así que entre los años 1796 y 1810, se encomendó al Maestro de Albañileria Tiburcio Gúmera que iniciara la construcción  del primer templo parroquial en Linares.

En 1860, comienzan a alzarse las voces para levantar una nueva Iglesia, que con el movimiento telúrico del 16 de agosto de 1906, quedó deteriorada, y hubo que realizar algunas refacciones, así este templo se convirtió en la Primera Catedral de la ciudad, cuando el Papa Pío XI, creó la Diócesis el 18 de octubre de 1925. En 1928, otro terremoto causó estragos en el país, dejando a mal traer muchos edificios, entre los cuales se encontraba la Catedral de Linares y fue necesario demolerla.

Don Miguel León Prado (primer Obispo de la Diócesis de Linares) le correspondió en su vejez la tarea de reunir fondos para la reconstrucción del nuevo templo, y aunque fue muy perseverante, solo logró bendecir una “primera piedra” el 1 de mayo de 1932 de lo que sería el futuro templo. Dicho obispo falleció en 1934, con la catedral en el suelo.

Lo primero que hizo el Obispo siguiente don Juan Subercaseaux Errázuriz apenas llegó a Linares el 12 de Mayo de 1935, fue reemprender las obras. El joven pastor, se reunió con los arquitectos Carlos Bresciani, Jorge del Campo Rivera y su hermano Fray Pedro, para precisar los planos de la nueva Catedral. Como se había educado en Roma, quiso asociar el nuevo templo con la Basílica de San Ambrosio de Milan.

El 8 de mayo de 1937, el Obispo Subercaseaux, bendijo los tijerales. Después de viajar a Estados Unidos y Europa, en donde obtuvo valiosos regalos, consagra la Capilla del Recuerdo, ubicada bajo el Altar Mayor, e inaugura el Sepulcro del primer Obispo, Monseñor León Prado.

En adelante, los trabajos irían con mayor lentitud, porque en los primeros días de abril de 1940, Monseñor Subercaseaux, es trasladado como Arzobispo a la Serena, donde muere en un trágico accidente.

Le sucederá, un tercer Obispo, Don Roberto Moreira, del 15 de Junio de 1941 hasta su deceso el 1 de abril de 1958. Quedará sepultado en la Cripta de la Catedral.

Luego llegará el 10 de agosto de 1958, Don Augusto Salinas quien sucede desde 1959 a 1963. Encomienda el embellecimiento de la Catedral al célebre artista Don Giulio Di Girólamo,  a su genial intervención, se deben las tejas estilo lombardo, las lámparas y sobre todo el Presbitério donde combinó en forma magnifica mármoles italianos y chilenos, legando el mosaico de 100m2 más hermoso que hay en toda América. Así llegó el grandioso sábado 7 de septiembre de 1963, en que el Cardenal Raúl Silva Henríquez, concurrió a la Fiesta de Dedicación de la Catedral.

El 17 de abril de 1974, celebra su primera misa en la Catedral el quinto Obispo de Linares Don Carlos Camus. En su tiempo, se vuelven a pintar todo el interior de la Iglesia, se dignifica el Altar del Santísimo, se habilita la Capilla de invierno, se automatizan las campanas y se inicia la renovación de la instalación eléctrica ya colapsada.

Galería de Fotos 

(Click en la imagen para ampliar)

Agradecimientos y Proyecciones

Esta investigación, fue posible  gracias al Vicario general de la diócesis de Linares y párroco de la Iglesia Catedral,  Padre Silvio Jara Ramírez, quien aportó material sobre la historia de este templo.

También agradecer a Don José Luis Bravo, quien permitió la utilización de las fotos históricas de la antigua Catedral de 1928, publicadas en su página de Facebook: “Archivo Fotográfico de la Ciudad de Linares”

Los detalles de las cuatro campanas que se encuentras en la torre del templo, los restos mortales de San Clemente mártir que descansan en esta Iglesia y los regalos realizados por distintas personas de la época, se precisarán en investigaciones futuras.

¡Muchas Gracias por visitar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s